DENSÍMETROS DE 1100-1200 Kg/m3

DENSÍMETROS DE 1100-1200 Kg/m3

253333

Intervalo de medida: 1100 – 1200 Kg/m3 ( 1,100 – 1,200 g/ml).

Escala graduada a la unidad (1/1).

Calibración realizada a 20ºC.

Longitud total 310 mm. Diámetro 17 mm.

sigue leyendo
10,29 € (IVA inc.)

Plazo normal de entrega:
entrega aprox. 1 semana

¿Necesitas ayuda?

Si quieres que te asesoremos en tu pedido o tienes alguna duda, contacta con nosotros y te ayudaremos

Product description

Los densímetros, también conocidos como areómetros, son instrumentos que se emplean para establecer la densidad relativa de un líquido, es decir, comparada frente a una densidad de referencia, habitualmente el agua líquida (la densidad del agua destilada a 4ºC y una presión de 1 atmósfera es de 1000,00 Kg/m3 o 1,000 g/cm3).

No es necesario pues, conocer de antemano la masa y el volumen de la sustancia cuya densidad se desea determinar.

Fabricados en vidrio, presentan un tubo, con una escala graduada en su interior, que finaliza, en uno de sus extremos, en una ampolla o bulbo de vidrio que contiene plomo que sirve de lastre, actuando como un flotador.

El densímetro se introduce verticalmente, por el extremo de la ampolla, en un recipiente, por ejemplo una probeta, con el líquido cuya densidad deseamos conocer y se deja flotar libremente. Este bulbo lastrado se hunde más o menos según la densidad del líquido en cuestión, de manera que la superficie del líquido “cortará” la escala del tubo en un determinado punto que nos indicará su densidad.

En líquidos poco densos, por ejemplo el alcohol, el densímetro se hundirá más profundamente que en sustancias más densas, por ejemplo el agua salada o la leche,  quedando la superficie del líquido a un nivel más bajo o alto de la escala.

Estos densímetros están calibrados a 20ºC (a 20ºC y 1 atm el agua destilada posee una densidad de 998,28 kg/m3 o 0,998 g/ml). A esta temperatura se establece el rango de la escala del instrumento, de modo que grandes variaciones en la temperatura del líquido a estudiar pueden modificar sensiblemente los resultados de la medición.